Encontrar una plataforma común para tierras raras: cómo Aclara avanza en su proyecto en Chile

La canadiense Aclara y el holding chileno CAP están formando una empresa conjunta para desarrollar un proyecto modular de tierras raras Benco de 130 millones de dólares en la región del Biobío.

Se está preparando un nuevo estudio de impacto ambiental luego de que uno fuera rechazado el año pasado porque, entre otros aspectos, no se consideraron adecuadamente los riesgos para el naranjo nativo.

Aclara-CAP JV se encargará de la construcción de REE Alloys. Se espera que el proyecto produzca 1.700t/a de concentrados de tierras raras a partir de un depósito superficial de arcilla.

La empresa, que cotiza en la Bolsa de Toronto con accionistas del grupo Hochschild, está realizando actualmente pruebas tecnológicas para la extracción y el procesamiento de estos importantes minerales para la electromovilidad.

BNamericas conversa con el gerente general de Aclara, Ramón Barua, al margen de la Semana Cesco para conocer más sobre la iniciativa y la asociación con CAP.

BNamericas: ¿Qué significa para Aclara la alianza con CAP?

Barúa: CAP ha revisado cada uno de nuestros procesos y cómo realizamos la nueva Evaluación de Impacto Ambiental. Al invertir con Aclara, han validado nuestra iniciativa.

Además, comparten nuestra visión de futuro y están dispuestos a invertir en el proyecto hoy y en el largo plazo, lo que reduce los riesgos financieros y significa más seguridad para seguir avanzando.

CAP se compromete a añadir valor a las tierras raras. Por sus años de experiencia. [rolling steel mill] Huachipato ha desarrollado conocimiento científico sobre ferroaleaciones, que no se diferencian de las aleaciones que utilizamos para poner tierras raras en los imanes que se utilizan en los vehículos eléctricos. Esta asociación nos permite obtener conocimiento inmediato y brindar valor agregado, lo que será fundamental para el futuro de las tierras raras en Benco.

READ  El mejor Soporte Movil Para Mesa: Guía de revisión y compra

BNamericas: ¿Cómo aborda los aspectos medioambientales en el nuevo estudio de Benco? Específicamente, ¿cómo se protegen los árboles de narangillo vulnerables, según Forester Konoff?

Barúa: Estamos en la zona sur de Chile donde la principal actividad económica es la forestal. Entonces, nos hemos adaptado a esa realidad y estamos trabajando con expertos para rediseñar el programa. Esta es la tercera edición del proyecto. Tenemos una vida minera de 14 años, pero sólo solicitaremos permiso para los primeros cinco o seis años. Este es un proyecto limitado.

Tomamos muy positivamente la respuesta de Conaf y compramos cerca de 8.000 narangillos para donar. Tuvimos la oportunidad de donar 2.000 al Jardín Botánico de Viña del Mar, que se incendió hace unos meses.

Nosotros somos responsables del naranjillo desde hace mucho tiempo, y si bien es posible y legal talar bosques nativos, a diferencia de los bosques protegidos, hemos rechazado por completo esa posibilidad.

BNamericas: ¿Cómo gestionarás el consumo de agua y energía?

Barúa: No utilizamos agua natural, sino que nos abastecemos de la empresa de agua. [regional capital] Concepto de tratamiento de aguas residuales. Es agua limpia y purificada, pero sólo para consumo industrial y no para consumo humano.

Utilicemos un volumen muy bajo de 10l/s de petróleo no crítico para la minería. Sin embargo, parte de nuestro capital es un proyecto para invertir en una planta de reciclaje de agua con una eficiencia del 95%. A nivel global, diría que hay pocas empresas mineras que puedan decir que no utilizan agua de fuentes naturales.

En términos de energía, las dos etapas que más consumen en la industria minera son la trituración y la molienda, procesos que no manejamos. Nuestro consumo de energía es muy bajo en comparación con la minería tradicional. De esta manera podremos tener la menor huella de carbono.

READ  El programa de televisión 'Fresh' presenta granjas lineales de Nuevo México y Chile

BNamericas: ¿Cómo gestionar los riesgos asociados al uso de productos químicos en el proceso de producción de tierras raras?

Barúa: Nuestro principal subproducto es el sulfato de amonio, un fertilizante muy utilizado en agricultura y que es prácticamente inofensivo. Usamos un ácido para controlar el pH de la solución, pero la cantidad de contenido de ácido que usamos también es muy baja, por lo que no representan un gran riesgo. En cualquier caso, tomaremos todas las precauciones necesarias.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

Surf Report Venezuela